LA RAZA FUTURA ( CAPITULO 6 ).


Según supe después, Permanecí en aquel estado durante muchos días, mejor dicho semanas, según nosotros computamos el tiempo. 


Al volver en mí me encontré en un cuarto desconocido y mi huésped y toda la familia me rodeaban. 


Con indecible  sorpresa para mí, la hija de mi huésped me habló en mi propio idioma, con sólo un ligero acento extranjero.


—¿Cómo se encuentra usted? —preguntó.
Pasaron algunos momentos antes de que pudiese sobreponerme a mi sorpresa, lo
suficiente para balbucear: “¿Usted conoce mi idioma? ¿Cómo? ¿Quién y qué es
usted?”
Mi huésped sonrió e hizo una señal a uno de sus hijos, quien tomó de sobre la mesa
varias delgadas hojas metálicas y me las mostró. En ellas había trazadas diversas
figuras: una casa, un árbol, un pájaro, un hombre, etc.


En aquellos dibujos reconocí mi propio estilo. Bajo cada figura había escrito el nombre en mi idioma y escritura, y, debajo, con otra escritura, una palabra para mí desconocida.


Me dijo mi huésped: "Así hemos empezado; mi hija Zee, que pertenece al Colegio
de Sabios, ha sido su institutriz y la nuestra también."


Zee entonces puso ante mí otras hojas de metal en las que había escritas con mi
escritura, primero palabras y después frases. Bajo cada palabra y cada frase había
extraños caracteres de otra mano. Concentrando mis sentidos comprendí que de
aquella manera habían formado un rudo diccionario. ¿Lo hicieron mientras yo
soñaba? "Eso basta, por hoy", dijo Zee con tono imperativo. "Descanse y tome
alimento."



SOLIM SA LA RA

 PAZ INVERENCIAL


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los invitamos a contarnos su historia y la publicaremos. Gracias

VIDEOTECA

© SOLIM SA LA RA. | Powered by Blogger | Design by Enny Law - Supported by IDcopy