UNA PAREJA DE PLUTONIANOS DESCIENDE EN UNA NAVE INVITÁNDOME A VIAJAR EN ELLA

Capitulo XLVII


En la misma sierra, en casa del humilde hombre sabio; cierta noche acostado mi cuerpo, lo tenia descansando, me encontraba semi dormido entre vigilia y sueño. Y sentí el eminente llamado, como un imán atraído por una fuerza misteriosa, me pare de la cama y muy silencioso salí caminando.

Penetre entre las sombras de la noche a la espesura de la selva y después de una media hora, guiado por la atracción de ese imán invisible llegue a una pequeña planicie, sin ningún árbol, cubierta por pasto. Levante inmediatamente la cabeza al espacio para fijar mis ojos en una luz muy blanca e intensa, que a unos 300 metros de distancia se acercaba.

La luz asumió una figura exacta de una gigantesca paloma de luz, del tamaño de un jet ejecutivo. Que extraño, una paloma de luz, pensé en mi interior sintiendo al instante en mi alma que esto era un mensaje de paz, un “holograma" proyectado por los tripulantes de la nave para mi tranquilidad. Así lo entendí.

Al captar el mensaje de paz, paz, paz; en la paloma de luz en toda la presencia de mi ser me sentí invadido por la energía “de paz interioro.

El asombro continua, la paloma desaparece al acercarse rápidamente la luz, que de ella resurge una extraña nave que se dirige directamente a donde me encuentro.


Repito totalmente extrañado, desciende a unos 10 metros de distancia una nave jamás imaginada, ni vista por mi; exactamente era un rectángulo, como la caja de atrás de un trailers, o forma parecida a un autobús pero totalmente rectangular.

Hizo contacto con la superficie con un agudísimo sonido, esta nave me dejo con la boca abierta, era de cristal o metales cristalizados, un cubo rectangular de cristal, de tres por seis metros de largo. Los primeros 50 centímetros de su base hacia arriba estaban formados por una banda dijéramos metálica de color oscuro, el resto era de color cristal totalmente transparente.

Esta especie de coraza de vidrio, plástico o metal, obviamente tiene la resistencia para soportar las grandes presiones atmosféricas y velocidades superiores a la luz, sin recalentarse; así lo entendí.

Mirando hacia el interior de la nave vi una pareja, hombre y mujer, al instante se desprendió una puerta de la parte delantera de la unidad, quedando como una rampa sin escalones, a pocos centímetros del piso. Mire atentamente a la pareja de visitantes, viendo alegría en sus rostros, reflejada por unas sonrisas sinceras.

Al bajar la rampa se pararon de sus asientos con gran agilidad.
Descendió por la rampa primero el hombre y luego la mujer. Nos saludamos todos llenos de alegría en el alma reflejada en nuestros rostros llenos de euforia por este encuentro. La voz de la pareja era suave en el hombre, pero muy sonora la de su compañera, mas delicada y tierna, hablaban a la perfección el español.

Su tez era trigueña como la maya, con textura del cuerpo gruesa pero no obesa, sus cabellos de color oscuro casi negros. También sus ojos de color negro con corneas muy blancas. Sus párpados rasgados tipo asiático o maya, mas sus ojos en su expresión destilaban la fragancia de la alegría y felicidad, del cual en ese momento ya estaba contagiado.

Lo primero que me dijo el hombre fue: “Venimos del planeta PLUTÓN ". Luego del agradable saludo me dijo indicando la rampa de la nave: “Te invitamos a subir a nuestra nave para que la conozcas y des un paseo con nosotros".

¡Aclaro que si!, conteste al momento. La pareja era un matrimonio, que subieron primero a la nave y luego los siguió este servidor. Ellos se sentaron en dos cómodas sillas como de espuma cubierta por una especie de tela muy suave, y detrás de ellos me senté, adaptándose deliciosamente a mi cuerpo el agradable asiento. La edad de la pareja juventud entre 26 años la mujer y 30 años el hombre.

Se levanto la rampa, se activo el sistema desprendiéndose del suelo y perpendicularmente se elevo, para perdernos en el espacio infinito. En el interior del confortable vehículo la luz interior se podía adaptar a las necesidades. Durante el DIA la luz del Sol no penetraba al interior, aunque pareciera de cristal la nave.

Me explico como su mundo tenia muchos millones mas de habitantes que el nuestro, con varios grupos Étnicos, también dijo que tenían unas bases aquí en la Tierra y que su nave era de reconocimiento. Estaban en espera de los grandes acontecimientos para ayudarnos masivamente. Ellos como otras parejas estaban en misión aquí en la Tierra.

Y hasta aquí puede llegar la pluma...

Luego me quede dormido, o me durmieron en la nave y después de varias horas me regresaron y al despertar estaba en el lugar donde me recogieron, eran ya como las cuatro de la mañana, tenia mucho frió y me encamine a casa después de un buen rato de pensar en el suceso, ¿que había pasado durante esas horas?, ¿a donde me llevaron?, etc.





SOLIM SA LA RA.


PAZ INVERENCIAL
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los invitamos a contarnos su historia y la publicaremos. Gracias

VIDEOTECA

© SOLIM SA LA RA. | Powered by Blogger | Design by Enny Law - Supported by IDcopy