LA SIERRA DE LOS TUXTLAS, VERACRUZ, MÉXICO

Capitulo LVI

Un Asentamiento de Bases Extraterrestres

En la ladera del pueblo de Catemaco, atrás de El se encuentran tres volcanes ubicados en forma triangular, uno de ellos es el Cerro del Mono Blanco, el otro es el Cerro de Nistamalapa llamado por la gente de la región el Cerro de la Muela, por tener la forma de una M; es decir, este volcán es doble, formado por dos cerros.

En la base de este cerro doble se encuentra un cráter de unos quinientos metros de circunferencia, lleno de agua permanente, formando un lago de unos cuarenta metros de profundidad. Esta agua de color verde claro, no permite ver el fondo profundo de este cráter volcánico. Y es precisamente aquí el punto de contacto, la puerta misteriosa, por donde las naves extraterrestres entran al interior de esta laguna volcánica, para desaparecer entre las entrañas de la naturaleza.

Tenia información del lugar por conocidos, que nos habían indicado que habían visto descender un carrusel de luz de varios colores que giraban alrededor de una esfera de luz, y otros que habían visto penetrar al interior del cráter en varias ocasiones ciertos aparatos desconocidos y no volvían a salir.

Una noche cualquiera observando atentamente este cerro volcánico, vi como se encendió un indicador en la falda de la montaña, formando un rectángulo de luz intermitente blanca, con punta de flecha en su vortice indicando el punto cardinal “oriente".

De esta flecha de luz de aproximadamente setenta metros de largo por veinte de ancho con punta triangular también de luz, salían rayos de luz dirigidos hacia el firmamento estrellado. esto sucedió a altas horas de la noche, casi a la madrugada,; y quede muy satisfecho de haber captado esta señal, confirmando para mis adentros que algo extraño sucedía en ese volcán.


En otra ocasión me toco observar surgir dos naves, una tras otra de regular tamaño como esferas de luz blanca, del interior del cráter volcánico cubierto de agua, para luego aparecer otra nave que se sumergió en el interior de la laguna.

Cierto DIA poseído por la inquietud de la curiosidad, y el anhelo sincero de saber que había en el cráter, nos acercamos a El y se me permitió ver perfectamente a la luz del DIA dos unidades extraterrestres que surgieron del interior del agua de la laguna; rotando, circulando sobre si mismas, a la vez que se desplazaban ascendiendo, para luego perderse en el espacio profundo. Me acuerdo perfectamente que fue el catorce de marzo de 1992. Lo extraordinario de estas naves era: que tenían forma de llanta como de tractor; totalmente extrañado al ver estas unidades que se salieron fuera de contexto.

El tamaño del diámetro de la primera navecita que lenta y majestuosamente se ubicara encima a pocos metros del agua, cuando descendió del espacio y en el centro mismo del cráter, se suspendió intencionalmente para que la apreciáramos.

tendría la navecita unos cuarenta centímetros de altura por dos metros aproximadamente de diámetro.

Luego penetro dentro del agua, que esta vez extrañamente estaba clara y transparente, y pudimos ver el fondo donde la pequeña nave se poso suavemente, luego entro otra segunda nave del mismo tamaño hacia el interior de la laguna mientras la otra desaparecía del fondo misteriosamente. Después de unos momentos resurge una de estas dos naves de nuevo, también pausadamente pudiendo apreciarla en todos sus contornos; giraba como un mundo rotando sobre si mismo.

En la parte externa circular de la navecita, parecida a una llanta grande pude apreciar extasiado, mirillas o ventanas circulares, dijéramos de cristal, transparentes donde se podía ver una parte del interior de la nave; nosotros estaríamos a unos diez metros de distancia de la misma. Por estas mirillas de unos veinte a quince centímetros de diámetro pude ver con asombro mayúsculo unos hombrecitos pequeños, trajeados como los extraterrestres grandes.

Ante esta sorpresa, totalmente desconcertado, aunque se me había informado teóricamente que habían humanidades liliputienses de hombres perfectos en otros mundos y en el pasado de nuestro planeta Tierra; del cual un amigo que fue al Perú, visito unas ruinas arqueológicas de varias ciudadelas con casas de veinte a treinta centímetros de alto, bardas de piedra graciosamente acomodadas como murallas alrededor de una de aquellas pequeñas ciudades.

Y ahora ante mis propios ojos o comprobaba, lo ratificaba, hombres verdaderos extraterrestres con súper tecnología de una altura aproximadamente de 18 a 20 centímetros de alto. También los hay de 25 centímetros, de 50, de un metro, de 2,50 metros; de los cuales hay algunos humanos con esta medida aquí en la Tierra, los hay de 4 mts, de 8 mts, de 30 pies y de 60 pies, como nuestros antepasados habitantes de la lemurias de 60 pies y los primeros atlantes de 30 pies; no tiene pues nada de raro el tamaño o altura, lo importante es que es el mismo diseño físico para todos los mundos, con algunas variantes sin perder su estructura y belleza física cargada de hermosura, porque no hay maldad en su interior.

Pudimos ver como estos hombrecitos nos observaron por unos segundos, para luego su nave ascender verticalmente y desaparecer en el espacio.

En este lugar por este servidor y muchas personas ajenas a este tema han visto durante años enteros entrar y salir naves de diferentes formas y tamaños de este lugar.

También lo mismo ha sucedido en varios cráteres o bocas de volcanes, que están sumergidas en el lecho o fondo de la laguna de Catemaco, sin fondo por donde sale el agua que se alimenta la misma laguna; cráteres de varias dimensiones por donde entran y salen las naves que vienen del cosmos.

Existe un cerro que sale de la laguna formando un paredón a donde llegan las naves, que parece se van a estrellar, mas penetran a su interior sin sufrir daño alguno a través del hiperespacio. Es decir, estas bases están subterráneas y en la cuarta vertical y jamás nadie podrá penetrar a ellas sin su consentimiento.

También existen otras lagunas misteriosas y volcanes como el de San Martín donde hay asentamientos extraterrestres.

aquellos que tengan inquietudes al respecto, les sugerimos pasar una temporada indagando en esta sierra magnifica de los tuxtlas y en especial en el sector de la laguna de Catemaco, salir a altas horas de la noche a escudriñar el espacio estrellado y de seguro obtendrán respuestas.


SOLIM SA LA RA.

PAZ INVERENCIAL.

Nave Madre de Evacuación, contactada en una meseta, en el interior de la sierra de los tuxtlas.
Nave extraterrestre vista en la laguna de Catemaco, Sierra de los Tuxtlas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los invitamos a contarnos su historia y la publicaremos. Gracias

VIDEOTECA

© SOLIM SA LA RA. | Powered by Blogger | Design by Enny Law - Supported by IDcopy