EN BUSCA DE LA VERDAD

Capitulo XXXIII

SEGUNDA PARTE INTRODUCCION A MIS EXPERIENCIAS CON LOS EXTRATERRESTRES

De niño contemplaba las noches estrelladas llegando al Éxtasis. Una extraña inquietud se despertó en mi interior, ante semejante grandeza del omniabarcante y omnipotente espacio cósmico.

Acostado de infante con los brazos y piernas abiertas formando una estrella de cinco puntas, durante horas enteras escudriñaba el firmamento, en estado de recepción, se alerta novedad sin pensar en nada; aprendí a aquietar la mente.

Mire durante años enteros extrañas luces como estrellas unas muy grandes y otras pequeñas llenas e luz, que zigzagueando y en forma extraña surcaban el firmamento estrellado.

De todos los periódicos y diarios que llegaban a mis manos desde los 7 años de edad, sacaba los recortes relacionados con descubrimientos científicos de cualquier tipo y los reportes sobre avistamientos de Ovnis; los que luego pegaba en cuadernos y así me inicie en este fabuloso tema, sobre los discos voladores.

Comprendí mas tarde, lo insignificante que era en relación al Universo que me rodeaba, la grandeza de nuestro mundo Tierra y su belleza. Nuestro Sistema Solar de Ors con sus 12 mundos, nuestro Sol, haciendo parte de 7 soles, que a su vez giran alrededor de un Sol Central que se llama Alcione. Haciendo parte este grupo de soles de lo que llamamos “Las Pléyades" que a su vez son astros de la constelación de Tauro.

Millones de constelaciones gravitando alrededor de “Sirio" el Sol central de nuestra galaxia llamada “Vía Láctea".

Una nebulosa más entre cientos, miles, millones, billones y trillones de universos organizados como galaxias; cada una con sus millones de soles y billones de planetas, con sus leyes y mecánicas celestes.

Nebulosas, grandes y pequeñas, cual moléculas dentro del espacio manifestado, sin principio ni fin. Existiendo en todas y cada una de las siete dimensiones fundamentales del universo.

Infinitud e galaxias, multidimencionales, centelleando mas allá de la orbita del tiempo y del espacio conocido por nosotros.

Con inquietud celeste, ojos de águila he escudriñado, atentamente el cuerpo de nuestra madre cósmica o padre cósmico y ellos me han develado su “Misterio", Dios no tiene preferidos, “El es el preferido de alguno de sus hijos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los invitamos a contarnos su historia y la publicaremos. Gracias

VIDEOTECA

© SOLIM SA LA RA. | Powered by Blogger | Design by Enny Law - Supported by IDcopy