LA ANIQUILACIÓN DEL YO ANIMAL

Capitulo XXV


 Existe energía estancada; y el yo es un mundo que hay que desatar. El Yo es energía estancada. El espíritu Universal de vida, es energía libre en su movimiento. El espíritu no es el Yo. El alma no es el Yo. El cuerpo físico no es el Yo.



Es necesario saber que el Yo, es el Satán de que nos habla la Biblia. El Yo es el Ariman de los persas. El Yo es un manojo de recuerdos, deseos, pasiones, apetencias, temores, etc. No hay tal Yo superior. Realmente nuestro real Ser, esta por encima de todo Yo. Nuestro real Ser es el Ser y nada mas que eso; “el Ser", el alma es el ser. El espíritu es el Ser, pero el Yo no es el alma ni el espíritu. El Yo es el diablo en nosotros y eso es todo.

El Yo existe en forma pluralizada; con esto queremos decir, que el Yo es Legión de Diablos. así como el agua se compone de muchas gotas, así como la llama tiene muchas, así el Yo se compone de muchos pequeños Yoes. Cada deseo humano esta personificado por cada Yo, cada apetencia esta personificada por pequeños Yo.

Los pecados capitales están personificados por 7 Yoes, uno para cada pecado capital, y para los 7 pecados capitales, todos los vicios, pasiones y maldades, están personificadas por pequeños Yoes que en su conjunto, constituyen el Yo o el Ego reencarnante.

Lo que se reencarna es el Yo, el yo se reencarna para satisfacer deseos y pagar Karma; el Yo es el origen del dolor, el Yo es el origen de todas nuestras maldades. Cuando el Yo se reduce a polvo, lo único que queda dentro de nosotros es el alma. Realmente el alma tiene naturaleza de felicidad. El alma es felicidad.

Es absolutamente absurdo buscar felicidad, ella viene cuando el Yo ha muerto, mientras exista el Yo pluralizado, no puede haber felicidad. Existen en la vida horas placenteras, alegría, pero felicidad no existe mientras el Yo no se disuelva.

Cuando el Yo se reduce a polvo, podemos reencarnarnos en otros planetas mas avanzados para trabajar en nuestra autorrealización íntima. La disolución del Yo atrae libertad verdadera.

Los venusinos son verdaderamente dichosos, por que ya aniquilaron el Yo, no tienen Yo. Los venusinos no necesitan dinero, porque no tienen ansias de acumulación; no apetece nada, no tienen codicia, se contentan con el pan de cada día; semejante conciencia es propia de seres que ya no tienen Yo.

En Venus, no se necesitan autoridades, por que no hay violencia, solo el Yo es violento. En Venus no se necesita gobierno por que cada ciudadano se sabe gobernar así mismo.
Cuando el Yo ha sido aniquilado, cada ciudadano se convierte en un gobierno por si mismo. ¿Entonces quiEn querrá ya gobernar?. En Venus no existe la familia particular, todos los venusinos son una sola familia; eso solo es posible gracias a que ya ellos aniquilaron el horrible Yo pluralizado.

El yo es eso que llamamos: mi familia, mi casa, mis propiedades, mi lujuria, mis deseos de resentimiento, mis pasiones, mis recuerdos, etc. El Yo continua en nuestros descendientes el Yo es la raza, la nación, mi clase social, mi dinero, mi herencia etc. El Yo es el subconsciente.

Cuando el Yo se aniquila, el subconsciente se vuelve consiente. Necesitamos aniquilar el Yo, para volver consiente al subconsciente, solo aniquilando al Yo, podemos volver consiente al subconsciente.

La humanidad actual tiene en un 97% la conciencia dormida. Los habitantes de Venus son 100% conscientes.

La humanidad de Venus aniquilo el Yo.

Realmente el Yo solo se puede aniquilar a base de rigurosa “comprensión creadora", necesitamos hacerle “La auto disección al Yo, con el auto bisturí de la auto critica".

En ves de criticar a los demás, debemos criticarnos así mismos, la vida practica es el espejo donde podemos vernos de cuerpo entero tal como somos. Cuando la mente se haya en estado de alerta percepción podemos, fácilmente descubrir nuestros defectos en convivencia con el prójimo, por que estos afloran espontáneamente.

Todo defecto descubierto debe ser analizado, intelectualmente; mas el intelecto no lo es todo, el intelecto es únicamente una fracción de la mente; necesitamos explorar el subconsciente, para descubrir los íntimos resortes de nuestros defectos.

Solo a través de la meditación muy profunda, podemos de verdad explorar el subconsciente, cuando hemos comprendido íntegramente un defecto, se desintegra el Yo energético que lo personifica, así es como vamos muriendo de instante en instante. El Yo gasta la preciosa esencia anímica, en explosiones atómicas de ira, codicia, lujuria, pereza, orgullo, gula etc. todavía el ser humano, no tiene continuidad de propósitos, por que no tiene individualidad.

Afortunadamente existe un poder extraordinario dentro de la anatomía oculta del humano, quiero referirme en forma enfática, al fuego sagrado que los indostaníes llaman Kundalini.

La madre Kundalini o Dios madre de nuestra alma, es el “Foat" fundamental, el cual se debe invocar en la fragua encendida de Vulcano, entre el amor ardiente de la magia sexual, para en este mismo transe erótico pedirle, a nuestra madre divina particular Devi Kundalini, queme con el fuego erótico, tal o cual Yo, previamente
comprendido, antes de la transmutación.

He aquí la clave fundamental, la llave de todos los imperios, para convertirnos en hombres solares. Magia sexual y aniquilación Budista, de los agregados psicológicos como se les llamaba a los Yoes el Buda Gautama.

Con la dolarización de la energía solar sexual, en la anatomía oculta de nuestro organismo, solarizamos nuestros cuerpos internos, llenándonos con luz interior “Odica Cuantica". Y así nos vestimos con el traje de bodas de luz citado por Jesús el Cristo.

Ropaje de luz polarizada, que viste a nuestra alma cuando aniquilamos el ego animal. Y así nos hacemos hombres de carne y hueso, pero de luz con alma de Ángeles; en auténticos hombre solares.
Añadir imagen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los invitamos a contarnos su historia y la publicaremos. Gracias

VIDEOTECA

© SOLIM SA LA RA. | Powered by Blogger | Design by Enny Law - Supported by IDcopy