LA TIERRA HUECA

Capitulo VIII


Un día si usted apreciado lector aprendiera a manejar la ciencia de los Jinas, a meter su cuerpo dentro de la cuarta vertical. podrá entrar en el interior de la tierra, entonces vivenciara por si mismo que esta Tierra es hueca, podrán conocer a muchos sobrevivientes de la Lemuria, y venerables ancianos, que cultivan los misterios divinos en sus templos, conocer la sabiduría de los antiguos, vivenciara por si mismo, que en otros tiempos resplandeció la sabiduría Hermética sobre la faz de la Tierra.



Cuando usted pueda con su cuerpo físico, visitar el interior de nuestro mundo, se encontraran cara a cara con Melchizedek, rey de Salen del cual Jesús el Cristo dio testimonio.

Cuando usted tenga el privilegio de ser invitado a una nave extraterrestre, podrá ser trasladado al interior de la Tierra nueva, y conocer maravillas del mundo subterráneo. Daremos en el capitulo de las claves, técnicas precisas para que usted lector, si las practica, verifique por si mismo estas verdades.

En los cinco continentes como el polo norte y el polo sur debajo de los glaciares, entre los cráteres de los volcanes, entre las entrañas de las selvas, en los fondos de los mares y lagos, y en muchos otros lugares; existen entradas, puertas secretas, discretamente ocultas que conducen a las diferentes redes de cavernas que se profundizan hacia el interior de nuestro mundo, interconectándose formando lo que se llama “La Tierra Hueca".

En el interior de la Tierra Hueca encontramos cavernas gigantescas, con varios kilómetros de altura, mares gigantescos en diferentes lugares de agua salada y grandes lagos de agua dulce, toda una red fluvial de cientos de ríos y arroyos, muchos de ellos hoy contaminados por las “Ecocidas Perforaciones Petroleras".

En el interior de esta Tierra Hueca en las grandes cavernas, se encuentran un variado conjunto de ciudades, y villas, de asentamiento extraterrestre, que con su tecnología han logrado convertir estos lugares, en un Edén, en un paraíso.

Una de estas maravillas mágicas es El Shamballa, país secreto del Tibet oriental. En ese país secreto, vive el Gran Maestro Jesús el Cristo con otros tantos Maestros, de la logia Blanca, país habitado por multitud de seres humanos, auto conscientes, hombres y mujeres, despiertos. Cuando un iniciado recibe “El Elixir de Larga Vida" muere pero no muere. En este caso el iniciado pasa por la misma muerte y resurrección de nuestro Señor Jesús el Cristo.

Al tercer día el Gran Maestro en su cuerpo “Astral-Solar", ante su santo sepulcro invoco a su cuerpo de carne y hueso; y este incorporándose, se levanto con gran estruendo, y su cuerpo físico penetro “dentro del plano Astral" los Ángeles de la Muerte, no habían roto “El Cordón Plateado" que conecta el alma con el cuerpo físico.

Dentro de la dimensión desconocida del Plano y espacio Astral, las santas mujeres, en sus cuerpos Astrales de Luz, conscientemente trataron el cuerpo del Maestro, con ungüentos aromáticos, después recibiendo ordenes supremas, el Maestro recibió a su cuerpo, llego a su cuerpo físico flotando dentro del plano astral, se paro dentro de la cabeza astral del maestro y así entro dentro del Alma del Divino Maestro. Así quedo el maestro resucitado, con su cuerpo en estado de Jinas, es decir, metido dentro de la cuarta vertical.

En ese estado un cuerpo se puede hacer visible y tangible a voluntad. En cualquier lugar del universo, aparecer físicamente o desaparecer instantáneamente a voluntad, aquí en el mundo físico, o en cualquier otra dimensión de este mundo multidimensional. Y así el Maestro se presento a los discípulos de Emaus, y con ello en ese estado, les demostró, como a Tomas, su propia resurrección.

Después el Maestro se fue para el Shamballa, donde existe una humanidad de carne y hueso, pero dentro de la cuarta vertical, ese es el Edén, el paraíso perdido. Capitulo III

SOLIM SA LA RA.

PAZ INVERENCIAL
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los invitamos a contarnos su historia y la publicaremos. Gracias

VIDEOTECA

© SOLIM SA LA RA. | Powered by Blogger | Design by Enny Law - Supported by IDcopy